Consideraciones a saber sobre challas de papel

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el Disección de tus hábitos de navegación.

, González, J. P. & Araya, S., Música popular chilena: 20 primaveras, , Santiago de Chile, área de Programas Culturales de la División de Civilización del Profesión de Educación, 1995 dites de ratones y un pulguero inmenso. Mejor sentarse en el suelo. Buscando la Mejor Voz Roberto Sagredo y Las Guitarras Viajeras sonaban permanentemente en las ediciones diarias de la Radiodifusión y éste mantenía un diálogo directo con Massoud. En su ímpetu tierno, una de las insistencias que le hizo al patrón fue la de crear un concurso en que se presentaran músicos y agrupaciones musicales de Melipilla y alrededores. Lo llamaron Buscando la Mejor Voz y Conjuntos de la Zona. Para qué te digo, eso fue un éxito. Todos los domingos teníamos lleno total, recuerda Sagredo. El éxito de la iniciativa sentenció el deseo de Massoud que veía colmarse de notorio la sala de la Escuela Parroquial en cada día de la cita musical. Con este antecedente, apostaría a tomar la concesión del Teatro Serrano. Fue el 6 de enero de 1964 cuando se firmó el entendimiento de arrendamiento del Teatro Municipal de Melipilla, representado por el alcalde Manuel Marín, con José Massoud de contraparte, por un costo mensual de 500 escudos reajustables conforme al plataforma del costo de la vida que establecía el Asiento Central, por un período de cinco años, pudiendo renovarse la concesión al término de ella. El teatro, eso sí, venía sin butacas, proyectora, focos ni cortinajes. Bancal deber del concesionario dotarlo de estos medios en base a criterios de primera calidad, y Massoud así lo aceptó, prometiendo estándares del más stop nivel. No obstante instalado y con todo marchando morapio el primer llamado de atención. La prensa denunciaba especulación con las entra

Como resultado, Gutiérrez duró poco en el cargo, solamente un año, gracias a esta controversia que llegó a oídos de Honorable Pinochet. En una conversación en Pomaire, entreambos hombres de armas hablaron sobre los pormenores del comidillo melipillano. Qué dijo el dictador cuyos labios juraban enterarse todo lo que sucedía en el país?: Sí sé, sí sé algo. Él estaba al tanto de todo, yo le contaba al edecán y él le contaba al Caudillo, evoca Gutiérrez. Luego, con Andrés Vicuña instalado en el municipio, la vida del Palace siguió sin sobresaltos, literalmente, pues en el día a día no se veía al conocido de ayer. Las quejas eran comunes. Si otrora era habitual que reclamaran por las incomodidades y condición insalubre del recinto, después la molestia fue porque las palomas se colaban por el techo y los ratones desde el canal de regadío contiguo se aventuraban a juguetear entre las piernas de los espectadores. Pero claro, era el único cinematógrafo y en ocasiones las películas que arribaban eran éxitos de taquilla que llegaban al gran pantalla antiguamente que el VHS con sendos lienzos ubicados a cada flanco de la entrada. Con estas cintas y otras protagonizadas por los superhéroes de energía, el Palace veía filas que giraban por la calle Manso hasta resistir a Serrano y sus galeríVencedor volvían a rugir, llenas de ruido cuando Sylvester Stallone noqueaba a sus rivales en cada round de la saga boxeril Rocky. Mas la cotidianeidad regresaba pronto, dotando a la galería de un conocido estudiantil que encontró refugio para ausentarse a clases en la parte alta del cine. Decenas de adolescentes se colaban a ver películas picarescas y de un erotismo que no alcanzaba gran magnitud, pero que en la imaginación púber se transformaba en una ventana de placer. Yo me había cambiado de colegio y fuimos al cine con algunos compañeros nuevos, cuando me di cuenta que estaban mis antiguos compañeros cagados

Massoud ideó entonces un multiedificio donde funcionara su Radiodifusión Ignacio Serrano, sus oficinas, y un gran cinematógrafo con escenario. La capacidad de personas, aproximadamente, la convertía en un recinto con un capacidad de primer nivel, al igual que las principales salas de gran pantalla de Santiago. Cerca de el sur de la ciudad, en lo que Cuadro considerado el linde del radio urbano con El Llanada, un sector temido por su marginalidad, se levantaba con dificultades el sueño de Massoud. Por el demarcación a edificar pasaba un canal que inundaba las incipientes obras, pero al poco tiempo se logró desviar el cauce de las turbias aguas. Sin embargo, este problema sería menor, muchísimo menor en el comienzo del Palace, que entró en un tira y afloja lícito con el municipio que no le daba fuego verde a la licencia del nuevo circuito. El motivo recaía, entre otras cosas, porque el municipio reclamaba que el empresario no quería entregar el Teatro Serrano, inclusive cuando la concesión sin embargo había finalizado 218. Luego le hicie- 218 Este problema con la entrega del Teatro Serrano se arrastró de tal guisa, que se caldo a resolver recién para 1969, según consigna El Labrador del 12 de marzo de ese año. El lunes 10 de ese mes se reunieron José Massoud, acompañado de su abogado defensor Héctor Fercovic, con el corregidor Alberto González y la abogada municipal Hilda Reyes. Este coincidencia fue forzado a causa del incumplimiento del compromiso de Massoud de entregar el teatro el 30 de diciembre de 1968 y de saldar sus deudas por el uso del inmueble. En traza de esto, la alcaldía había arreglado sobrevenir los informes a la Imparcialidad. Finalmente, y luego de analizar el caso en sesión extraordinaria del Concejo Municipal del jueves 13 de marzo, se llegó a un avenimiento, aprobando los regidores por unanimidad que Massoud entregara el teatro el 10 de abril de 1969, bajo la condición de que cancelara lo adeudado

Rociador de ducha Sensea ABS Claro en color cromo con chorro intención copia. Cuenta con picos de pulvínulo de silicona y las...

Rociador de ducha Sensea Herave redondo en color plata con chorro propósito abundancia. Cuenta con picos de pulvínulo de silicona y las...

134 Tomando en cuenta esta clasificación, se puede sostener que este ejemplar está situado en el nivel microhistórico. En finalidad, se buscaron identificar las razones del declive y desaparición de los teatros en Melipilla, a través del influjo de los amplios procesos de cambio social y las formas particulares en que los melipillanos, durante el siglo XX, hicieron frente o se adecuaron a dichos cambios sociales. La lógica causal del nivel microhistórico, en el cual un proceso amplio condiciona el devenir de una comunidad particular, es especialmente evidente para el caso melipillano con la aparición del primer teatro del siglo XX. En objetivo, el surgimiento del primer teatro melipillano estuvo más correctamente ligado al proceso internacional que significó el cinema, no obstante fuera como expansión tecnológico con la masificación del biógrafo y como expansión de una nueva forma de representación artística, es opinar, lo que hoy se denomina comúnmente como séptimo arte. Pues acertadamente, se puede afirmar que el influjo del cine que aún Bancal incipiente tuvo incluso mayor fin para la formación del primer teatro que el de la zarzuela, variedad dominante aunque en el último cuarto del siglo XIX chileno. Figuraí fue descrito en el capítulo 1, en que los empresarios Francisco Lueje y Ramón Roza, dueños del Biógrafo Royal, al ampliar sus instalaciones de calle Valdés, dieron origen al Teatro Apolo. Por otra parte, este teatro generado gracias a la novedad que representaba el cine, tuvo un predecesor durante el siglo XX, a aprender: el Biógrafo Transiberiano, que estando sólo de paso por Melipilla, proyectó filmes durante el año 1907 en la Plaza de Armas de la ciudad. La preponderancia del cine, asociado a los teatros, fue central para el caso melipillano a lo largo de toda su historia. Tanto Triunfadorí, que al último teatro de la ciudad se le denominó, por parte de su dueño José challas de papel Massoud, Cine Palace.

84 a pesar que la entrada costaba más del doble que para una función de cinema habitual. El municipio asimismo se dejó sufrir por este ímpetu y en 1960 promovió la presentación de los montajes A mi me lo contaron, de Lucho Córdova, y Nadie puede saberlo, de Enrique Bunster, ambas llevadas a escena por el Grupo Teatral de Obreros y Empleados Ferroviarios de Santiago. El horario no fue el más feliz, porque a las 10 de la mañana de un domingo no se podía contar con una presencia importante. La actividad coral, otra de las iniciativas impulsadas por el Ateneo, fue la que siguió al teatro en importancia en su presencia en la ciudad. Y para demostrarlo había que aparearse un festival, hacer presente en el Teatro Serrano que el canto coral Cuadro una realidad. De esta modo, el 23 de octubre de 1960 se acogió al Coro de la Universidad Católica, al Coro Polifónico de Rancagua, al Coro de la Universidad Técnica del Estado, al Coro Polifónico de San Antonio, al Coro de Profesores de Valparaíso y al Coro de Profesores de Melipilla. El trabajo realizado por el Ateneo Juan Francisco González había calado lo suficiente en la comunidad como para producir un interés permanente en las artes, pero especialmente en el teatro, tanto para ser parte de sus diversos cursos como para asistir a sus obras. En 1961, tras la partida de Larenas, un muchacha muchacho quedó a cargo del taller de teatro real. El mismo que un año antes había entrado a la Escuela de Teatro de la Universidad Católica realizado de entusiasmo, y que diez años atrás había recibido el premio al segundo punto en un concurso de disfraces de la fiesta de la primavera. Cuadro Ramón Núñez, hijo de Oscar Núñez, que miércoles, sábado y domingo, en dependencias del Club de Leones, imponía su disciplina y compartía los conocimientos de arte dramático que sus maestros le entregaban.

Cuenta Elso Contreras: En realidad cuando venían en vivo y en directo la Familia llenaba el teatro. No cabía la gente, quedaba afuera, se hacían tres o cuatro funciones con los mismos personajes y como no había otra cosa, no había ni radio acá, porque la radio Serrano salió luego, a todos los que venían les iba aceptablemente. El que venía en vivo y en directo le iba bien y venían varias veces. Los Hermanos Campos con Guadalupe del Carmen vinieron varias veces. Ésta es la Fiesta Chilena, de Radio Corporación; y Hogar, Dulce Hogar!, de Radiodifusión del Pacífico, eran los programas radiales del momento y en sus pasos por Melipilla cosecharon rotundos éxitos. El primero, ambientado en un rodeo con cantantes y grupos folklóricos, tenía un casi dialéctico éxito en la ciudad, sobretodo al poner en escena a cantantes como María Ubilla, Ester Loyola, Alicia López, a los Hermanos Lagos, Ramón Díaz, Lucho Souza y al Dúo Rey Silva. En esas jornadas, Elso Contreras aprovechaba de acercarse a los músicos. Llevaba en sí el sueño de convertirse en un artista, recorrer escenarios y ser un gran folklorista. Como tal, Bancal la oportunidad de tenerlos al frente y dialogar con ellos. Y Triunfadorí lo hizo: Las visitas de Esta es La Fiesta Chilena al resistir al teatro dejaban los instrumentos y cloruro sódicoían a tocar porque llegaban casi siem

Característica de esto, que se ve con más frecuencia, es lo que se observa en los instrumentos de fierro que toman un color café o anaranjado. Cuando esto ocurre no solamente hay un ofensa estético si no que pierde parte de su capacidad resistente y de diseño. Cuando se note que aparece óxido en un elemento metálico arquitectónico este este se limpia puliéndolo y aplicando después una pintura tipo esmalte con anticorrosivo. Le recomendamos no dejar sobrevenir por alto este punto sin embargo que la oxidación es un proceso no reversible y que se acelera en la medida que no se controla. Seguros: Se recomienda que el Propietario tome un seguro de incendio con sus adicionales de terremoto y filtración de agua, para precaver las consecuencias de los pertenencias que puedan escapar los tiempos de prescripción de responsabilidades de Postventa y para satisfacer la reglamento de condominios. Los seguros bancarios aseguran en algunos casos solamente el saldo insoluto de la deuda. Uso del sección: En el sección ocurrirán ciertos pertenencias propios del uso, como por ejemplo: palidez En caso de rotura de cañeríGanador, flexibles o llaves angulares donde se demuestre que es responsabilidad de la constructora, repararemos su propiedad a la brevedad. En las situaciones donde no sea posible determinar a ciencia cierta la responsabilidad de la empresa constructora, la Inmobiliaria solicitará a Usted la respectiva póLid a fin de que siniestre el suceso. Si Usted no cuenta con esta póPelea para el segundo caso, será de su absoluta responsabilidad la reparación del inmueble.

87 El Comercio, 20 de diciembre de el sur de la ciudad; y una pequeña sala en Valdés donde estaba el primer biógrafo melipillano: el Royal. La compañía de Francisco Lueje y Ramón Roza, empresarios españoles, era propietaria de esta sala ubicada al costado sur de calle Valdés, entre Ortúzar y Silva Chámomento, bajo el nombre de Biógrafo Royal, punto bienvenido aunque insuficiente para acertar cabida a espectáculos mayores. En virtud del avance y potencial del séptimo arte, Campeóní como el deseo de la sociedad melipillana, los empresarios decidieron echar una muralla de la sala, expandiendo aquel espacio de modo considerable. Con esta amplitud consiguieron lo que querían: un teatro. Aquí no vienen compañíFigura de zarzuela por error de Particular; ahora sin embargo lo tienen i será acomodaticio que nos visiten. Pronto se emprenderá la construcción del proscenio i demás trabajos que sean necesarios si antes no los toma de su cuenta algún empresario, a fin de conseguir el Específico en mejores condiciones. Felicitamos al señor Roza por la acertado idea que envuelve un paso de progreso para la ciudad al dotarla de un Teatro, que nos atraerá buenos espectáculos de los cuales carecemos con detrimento de la mocedad por largas temporadas. No olvide la Comisión de Fiestas del Centenario esta magnífica disposición de los señores Lueje y Roza 88. Claro que Lueje no estuvo ahí cuando se consumó el espacio amplio de lo que apenas fue una sala y se dieron los primeros aplausos que resonaron en aquella bóveda mayor. Andaba de alucinación en Europa, y solamente al llegar a través del barco Aragón tras surcar el Atlántico, se enteró del éxito de la operación. Su 88 El Comercio, 27 de marzo de

10 Esta danza se constituye en un baile de formaciones de avance y retorno continuo; en ella se presentan los diablos que simbolizan el mal y le danzan a la Inexplorado como una interpretación de que vienen a cancelar sus pecados. Sus acompañantes son las chinas, que representan la tentación. Los diablos son representados como la tradición popular y occidental los identifica; con cuernos, rabo y tridente; además de la capa, pechera, y pañuelos que marcan los pecados.

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

155 Desde el terremoto de 1985, este fue el único registro visible del Teatro Serrano en Plaza de Armas, uno de los carteles que daban la bienvenida en el foyer del edificio y que tras su desuso alojó a un almacén de golosinas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *